Sistema Push-Pull de autoenclavamiento LEMO

push-pull latching system phase 1

El sistema de autoenclavamiento LEMO permite acoplar el conector simplemente empujando el enchufe axialmente en la hembra.

 push-pull latching system phase 2

Una vez que la conexión está firmemente trabada, no se puede romper tirando del cable o de cualquier otro componente que no sea el manguito de desbloqueo exterior.

 push-pull latching system phase 3

En caso necesario, el conector se desacopla mediante un único tirón axial en el manguito de desacoplamiento exterior. Esto primero desconecta los pestillos y luego retira el enchufe de la toma de corriente.

Cómo LEMO inventó el Push-Pull, uno de los estándares globales actuales

patent of push-pull connector

La idea de un nuevo tipo de conector llegó a Léon Mouttet durante una exposición de electrónica en Milán en 1954. No estaba convencido de los sistemas de cierre estándar con rosca de tornillo o bayoneta que se exhibían. Pudo ver los beneficios de una solución de cierre rápido para la industria, así que se puso a trabajar. Al principio, se inspiró en los encendedores de cigarrillos de los coches, antes de desarrollar el sistema de tres pestillos que se convertiría en el conector Push-Pull LEMO.

Cuando Léon Mouttet presentó su invento a Swiss Post (Correos y Telecomunicaciones suizos en aquel entonces), mostraron un interés inmediato en el nuevo diseño de los conectores circulares. La empresa estatal ya había estado utilizando pequeños contactos LEMO y necesitaban miles de conectores fiables y prácticos para las centrales telefónicas. Así comenzó la aventura Push-Pull en 1957, con el lanzamiento de un conector coaxial de 75 Ohm.

Más tarde, LEMO diversificó su producto por primera vez desarrollando un conector Push-Pull más pequeño de 50 Ohm para la CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) en Ginebra.

Por lo tanto, el conector Push-Pull (también llamado a veces conector de conexión/desconexión rápida o conector de la serie LEMO B) fue lanzado al mercado y numerosas industrias lo han adoptado desde entonces como estándar, incluyendo el sector de la electrónica médica, donde su característica de seguridad inherente ofrece tranquilidad a los clientes. El director de ventas retirado de LEMO, Walter Straessle, recuerda la absoluta confianza que tenía en su producto. Un día, en Los Ángeles, un médico que realizaba operaciones de rodilla le advirtió: "Si tu conector se desconecta y fallamos la operación, será tu culpa". Walter Straessle simplemente respondió: "No hay problema, no se desconectará".

Actualmente LEMO ofrece una amplia gama de soluciones de conectores, descubra más con nuestra guía de selección de conectores.